Aspiración de secreciones

Aspiración de secreciones: ¿Qué es?

La aspiración de secreciones se utiliza para retirar de la vía aérea las secreciones que el paciente no puede expulsar por sí mismo.

Por lo general, este procedimiento se hacen de manera intermitente y nunca sobrepasarán los 15 segundos. Después de cada aspiración se recomienda limpiar la sonda con gasas estériles, agua destilada o suero.

Entre los objetivos de la aspiración de secreciones está:

  • Mantener la permeabilidad de las vías áreas.
  • Favorecer la ventilación respiratoria.
  • Prevenir  infecciones respiratorias.

Dentro del protocolo de este procedimiento está:

  • Contar con todos los implementos necesarios (catéter de succión, gasas, recolector de esputo, filtro, sondas de succión, guantes, etc.)
  • Explicar al paciente el proceso.
  • Comprobar el funcionamiento del aspirador y ajustar la presión de succión entre 80- 120 mmHg.
  • Lavarse las manos.
  • Utilizar guantes estériles.
  • La aspiración no debe durar más de 15 segundos.
  • Documentar el proceso.

Es importante que este procedimiento se realice en manos de especialistas, caer en manos no profesionales puede causar un daño importante a sus vías respiratorias.

Deja un comentario

Play Video